lunes, 29 de octubre de 2018

Parlamentario RN destacó responsabilidad fiscal y solidaria de la propuesta del Ejecutivo: Berger ante Reforma Previsional: “era lo que Chile esperaba hace años”


Como una propuesta sólida y contundente que da respuesta a las necesidades de los grupos más apremiados por las bajas pensiones hoy, pero que también se hace cargo de forma integral y con responsabilidad social y fiscal del problema hacia el futuro, definió el diputado Bernardo Berger el proyecto de Reforma Previsional presentado anoche en cadena nacional por el Presidente de la República Sebastián Piñera.




Al respecto Berger precisó que lo anunciado por el Ejecutivo “es una propuesta sólida, contundente, que combina el interés de protección y mejora a las jubilaciones de nuestros adultos mayores, los más vulnerables, la mujer y la clase media, con un mayor esfuerzo transversal de los empleadores, los trabajadores y del Estado; en definitiva, era el proyecto que Chile esperaba hace años”.



Agregó que con esto, el gobierno  “viene a dar respuesta a las bajas pensiones hoy, pero también se hace cargo con una mirada integral, pero sobre todo con responsabilidad social y fiscal, del problema hacia el futuro, ante un país que está envejeciendo rápidamente y que por tanto no podía seguir eludiendo ni demorando ni un solo minuto más la toma de decisiones en esta materia”.



La iniciativa considera el aumento gradual del 4% del aporte previsional del trabajador con cargo al empleador; el crecimiento, también gradual del Pilar Solidario hasta un 40% con efectos directos en la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario; un aporte estatal a las cotizaciones de la clase media, creciente con los años, y que será mayor para las mujeres; y la postergación voluntaria de la edad de jubilación, cuyo caso considerará un aporte estatal adicional en dicho periodo para incrementar los montos de jubilación, con posibilidad de disponer libremente de hasta el 50% de ese monto adicional llegada la hora de jubilar.



Berger indicó que “ningún buen chileno podría oponerse al objetivo final que hay detrás de esta iniciativa que es mejorar las jubilaciones de nuestros compatriotas; y más allá de los matices que pudieran surgir una vez que se inicie la discusión legislativa, yo espero que todas las bancadas se cuadren detrás de este gran objetivo al que nos ha convocado el Presidente”.



Pilares de la propuesta



De acuerdo a lo informado por el propio primer mandatario por cadena nacional de televisión anoche,  son cinco los pilares fundamentales que sostienen el proyecto de reforma previsional del Ejecutivo: 



Primero, aumentar el ahorro previsional de los trabajadores, mediante el aporte adicional y mensual del 4% del sueldo de cada trabajador, que será financiado por los empleadores. Este mayor aporte crecerá en forma gradual, de forma de no afectar la capacidad de crear más empleos de calidad, y en régimen va a significar un aumento del 40% en las pensiones de todos los trabajadores.



Segundo, fortalecer el Pilar Solidario, que crecerá gradualmente hasta llegar a un 40% y va a pasar del 0,8% actual a un 1,12% del PIB, y significará un incremento del gasto público para fortalecer ese Pilar Solidario cercano a los USD 1.000 millones, que va a ser financiado con mayores aportes del Estado. Este fortalecido Pilar Solidario permitirá mejorar inmediatamente la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario en un 10%, y éstos continuarán creciendo en función de la edad del pensionado, hasta un 50% a la Pensión Básica Solidaria y hasta más de un 70% el Aporte Previsional Solidario.



Tercero, además, el Estado aportará recursos adicionales para financiar un nuevo aporte a los pensionados de la clase media que superen un mínimo de cotizaciones, y que será creciente con los años de cotización de cada trabajador.



Cuarto, este aporte adicional a los pensionados de la clase media será aún mayor para las mujeres, de forma de compensar parcialmente su menor participación en la fuerza de trabajo y sus menores salarios, que muchas veces se debe a la maternidad o al cuidado de su familia.



Y quinto, el Estado también hará aportes adicionales a quienes voluntariamente posterguen su permanencia en la fuerza de trabajo y su edad de jubilación. De hecho, una permanencia adicional de 5 años en la fuerza de trabajo aumentaría en más de un 40% el monto de la pensión. La mitad de ese mayor ahorro por postergar la edad de jubilación irá a financiar las futuras pensiones, y la otra mitad podrá ser retirada libremente por las personas una vez que estén jubiladas, para poder disponer de ella de acuerdo a sus propias necesidades o preferencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.