domingo, 4 de febrero de 2018

CHILE Y EL DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER.


Dr. Franco Lotito C. – Académico e Investigador (UACh)

Cada 4 de febrero  se celebra el día mundial de cáncer, cuyo objetivo es hacer presente a toda la gente que este mal continúa causando grandes estragos en la salud de millones de personas a un ritmo que no se detiene. La idea de fijar  esta fecha en la conciencia de las personas, es lograr que la gente reaccione y se una de forma solidaria en la batalla contra el cáncer.


En el año 2016 la Organización Panamericana de Salud (OPS) se adhirió a la OMS en esta gran cruzada, bajo el lema: “Nosotros podemos, yo puedo”. La razón para unir fuerzas es muy simple: el cáncer se ha expandido sin freno por todo el mundo, causando millones de víctimas fatales. Sólo el año 2017 causó más de nueve millones de muertos. Por lo tanto, el objetivo de este lema era mostrar de qué forma las personas –ya fuera de manera colectiva o individual– podían colaborar para reducir la carga del cáncer.

Hoy ya no existe ningún rincón de nuestro planeta que esté libre de cáncer, un mal que puede afectar cualquier parte del cuerpo. De acuerdo con los especialistas, existen más de doscientos tipos de cáncer que pueden padecer las personas, y representa a un mal muy insidioso que carcome el cuerpo, enferma el alma de las personas y depreda la economía de las familias. Esto último, por el alto costo que tiene el tratamiento del cáncer.

Chile, por cierto, no está libre del cáncer. Especialmente, porque este mal cubre todo el territorio. Ninguna región se escapa. Por el contrario, hay algunas regiones que están siendo más afectadas que otras, ya sea por sus condiciones medioambientales o por el estilo de vida que lleva la población.

De acuerdo con el Anuario de Estadísticas Vitales publicado por el INE, las muertes por tumores ocuparon el 2º lugar y dejó en el 2016 un total de 25.764 fallecidos, sólo un poco más atrás que las muertes por enfermedad al sistema circulatorio, con un total de 28.321 muertos. Lo preocupante, es que de acuerdo con los datos, hay cinco regiones que tienen al cáncer como principal causa de muerte: Arica y Parinacota, Antofagasta, La Serena, Los Lagos y Aysén. En Atacama y La Araucanía las muertes por problemas cardiovasculares superaron por muy poco los casos de cáncer.

Antofagasta, por su parte, está considerada como una “cloaca química”, ya que un estudio realizado en el año 2014 reveló que tenía “el más alto número de cáncer de pulmón y vejiga, no sólo a nivel país, sino que latinoamericano y también mundial”.

Por lo tanto, toda acción preventiva, provenga ésta del Estado o de privados, es muy necesaria. ¿Objetivo? Evitar que aumente aún más la tasa de cáncer en Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.