viernes, 19 de enero de 2018

Anuncian la creación de un observatorio para la cuenca hidrográfica del Río Bueno


Iniciativa surgió en el II Simposio sobre la temática organizado en la Universidad de Los Lagos junto a Centro para el Progreso de Osorno y del Ranco.


Crear un observatorio que vigile y que esté atento a lo que ocurre a lo largo de la cuenca del Río Bueno, forma parte de los acuerdos que se establecieron en el II Simposio de la Cuenca Hidrográfica del Río Bueno, organizado en la Universidad de Los Lagos, después de 23 años desde que se realizó la primera versión.



Uno de los artífices de esta jornada fue el abogado y reconocido ambientalista Waldemar Monsalve. “Cuando hay buena voluntad se puede construir, como hemos pedido y planteado otras veces, una vida de relación con las demás personas que tenga un sentido superior. Cuando los propósitos son correctos se está planteando la cooperación y no la competencia, la colaboración de personas y también de entidades en el área pública y privada. La Universidad de Los Lagos es fundamental en su rol de universidad pública haciendo vinculación con el medio, están también el Centro para el Progreso de Osorno y el de Ranco, además de empresas pequeñas, esto es muy bueno”, indicó.



La primera jornada contó con diversas exposiciones sobre temáticas relevantes en torno a la cuenca y a la necesidad de proteger nuestra fuente de agua dulce y durante la segunda jornada se realizó un viaje al sector de Trumao. Fue en ese lugar frente al río donde se acordó la creación del observatorio y se plantearon diversos apoyos de instituciones, personas y autoridades políticas como el senador de la Región de Los Ríos, Alfonso de Urresti. “Aquí tenemos desde el lago Maihue, lago Ranco, Rupanco, que van impactando nuestro río Bueno y es ahí donde tenemos que tener una visión integral de manejo de cuenca, qué es lo que ocurre con las sanitarias, con la actividad agrícola, con la pesca y la caza, distintas actividades que puedan impactar este río, estoy encantado de estar presente”.



La cuenca que parte en la Región de Los Ríos y culmina en Llanquihue, en la región de Los Lagos, obliga a todos los habitantes de ambas regiones, sin divisiones políticas administrativas ni geográficas a sumarse a esta protección de los ríos. Así lo consideran quienes se hicieron presente en esta actividad.



PELIGRO



“El peligro que enfrentan los ríos tiene que ver con las actividades productivas que se desarrollan en la cuenca. Más del 50% de la carne y la leche del país provienen de esta zona, como también la acuicultura o la actividad forestal, o los mismos residuos líquidos domiciliarios de las personas estarían amenazando la calidad del agua de la cuenca. El agua es un recurso vital, se necesitan 50 litros mínimo al día por habitante, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) pero estamos hablando de la huella hídrica, no el agua que necesito para beber, para lavar la ropa, etc.”, explica la directora del laboratorio de Limnología de la Universidad de Los Lagos, Norka Fuentes.



El coordinador general de este simposio es el académico de la ULagos, geógrafo, Dr. Gonzalo Mardones. “Fuimos invitados por algunas personas de la comunidad de este lugar para ver el estado de la cuenca. Es un hito muy importante lo que ocurre hoy porque vamos a emitir la “declaración de Trumao” en donde los diversos actores vamos a iniciar un observatorio de la cuenca hidrográfica del Río Bueno”, indicó Mardones desde Trumao.



Diversos actores interesados en proteger la cuenca se dieron cita tanto durante la primera jornada del simposio como en el segundo día en terreno, parlamentarios de la región de Los Ríos y dirigentes del sector, quienes dialogaron y compartieron distintas apreciaciones sobre el futuro de esta necesaria y vital cuenca hidrográfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.