domingo, 9 de julio de 2017

Mi versión sobre noticia calumniosa de “Contraloría cuestiona 119 viáticos a Director Provincial de Educación de Valdivia”


En realidad, lo único objetivo de esta noticia, es lo que dice relación con 119 viáticos impugnados por contraloría de la república.

Pero, vamos a poner contexto este hecho objetivo, con las nuevas legislaciones vigentes sobre probidad (recordar que nacen por la financiación ilegal de partidos políticos, caso PENTA, etc), se hace hincapié en hacer de los procesos público modelos de transparencia. Ahora bien, en el caso específico de la Provincial de educación de Valdivia, resulta verdad la objeción de ““119 de ellos fueron aprobados por el mismo, no ajustándose a lo indicado en el numeral 2, de las resoluciones exentas Nº 50 y 357, de los años 2016 y 2017, de la Seremi de Educación de Los Ríos”.
Ello se corrigió a partir del mes de junio 2014, así se cumplió con la recomendación de la contraloría, de que el jefe no podía firmar sus autorizaciones de cometidos. Ahora llama mucho la atención que el diario electrónico El Ranco, resaltara mucho esta situación.
Se toma mañosamente el informe de contraloría, donde el mismo informe no me reprocha el pago, es decir, que yo no haya ido a las escuelas y cobrara el viático. Siempre me respaldé con informe y timbre de los directores de los establecimientos que yo visitaba. Esa era la acusación original de una denuncia anónima hecha el año pasado a la contraloría en contra mía.
Debo decir que esta es una práctica heredada del mejor gobierno de la historia. Las dos jefas provinciales que me antecedieron tanto en la provincial de Valdivia y Del Ranco hicieron lo mismo, es decir, firmaban sus cometidos de salida y ellas se autorizaban los mismos. Por transparencia pública de acceso a la información, pueden solicitar esos cometidos firmados por ellas. Recordar, que fueron nombradas por el gobierno de Sebastián Piñera. Ahí no se hizo mayor escándalo del tema.
Tengo que pensar entonces que esta fue una maniobra política para perjudicarme malintencionadamente. El director del diario El Ranco, hoy precisamente trabaja a honorarios en la municipalidad de La Uniòn. Decir también que al parecer también él, su diario tienen una clara orientación política. Pero como dijo un gran humorista “Sospechosa la h……”.
Ahora bien, esta tendenciosa noticia fue divulgada por las redes sociales por un empleado y operador político, de un también conocido animador de un programa de televisión. Que además tiene serios problemas de violencia intrafamiliar. El otro es un operador político, que estuvo involucrado en el escándalo de las becas Valech, donde favorecía a sus familiares en la contratación de servicio, pero después dejaba afuera del beneficio de becas municipales a las personas que si lo necesitaban.  Si esto no tiene intencionalidad política ¿qué es entonces?
Como todos los que me conocen saben que soy militante de un partido político. Que tiene de malo aquello en democracia. También tengo una trayectoria en educación no menor que no viene al caso describirla.
Ahora bien, el honorable diputado de la república don Enrique Jaramillo, jamás ha intervenido en designaciones de este tipo. Si hay que precisar que él, ha dedicado toda su vida parlamentaria a servir a los habitantes de su distrito electoral y con especial cariño a los unioninos y unioninas. No así el parlamentario del otro bloque que solo aparece de vez en cuando y luego se va para siempre.
Pretender hacer creer que este evento es corrupción y enlodar la figura del Honorable diputado Enrique Jaramillo, relacionándolo conmigo, es una bajeza de las mayores. Por ello tengo la certeza absoluta que se trata de una operación política sucia, artera y cínica para perjudicarlo.
Ahora bien, si la situación hubiera sido grave como pretende hacer creer el diario, la contraloría hubiera solicitado inmediatamente mi destitución.
Me podría excusar en de decir que cometí “ un error involuntario”, pero no lo haré, fracasaron los mecanismos internos de procedimientos administrativos, pero como en toda organización una vez recibida la alerta se procede a mejorar estos mecanismos.

Patricio San Martìn Anders
Rut: 11.603.881-1
Profesor y Magister en educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.