domingo, 4 de junio de 2017

La informática: impacto y desafíos para la educación

Carlos Delgado Álvarez

Director Macrozona Sur

Agencia de Calidad de la Educación

 No hay un solo ámbito de la vida humana que no se haya visto impactada por el desarrollo de la informática. El conocimiento se multiplica más rápido que nunca antes, se distribuye de manera prácticamente instantánea y el mundo se ha vuelto un lugar más pequeño e interconectado. La omnipresencia de la informática (y de las tecnologías de las comunicaciones) es un desafío que nos impone la tarea urgente de encontrar para ellas un sentido y uso que permita desarrollar sociedades más democráticas e inclusivas, que fortalezca la colaboración, la creatividad, la distribución más justa del conocimiento y que contribuya a una educación más equitativa y de calidad para todos.


 Las nuevas generaciones viven intensamente la omnipresencia de las tecnologías digitales, al punto que esto podría estar incluso modificando sus destrezas cognitivas. Adquieren gran cantidad de información fuera de la escuela, toman decisiones rápidamente y están acostumbrados a obtener respuestas casi instantáneas frente a sus requerimientos, tienen una sorprendente capacidad de procesamiento paralelo, son altamente multimediales y al parecer, aprenden de manera diferente. Se trata de jóvenes que no han conocido el mundo sin internet y para quienes las tecnologías digitales son mediadoras de gran parte de sus experiencias.

 Es un desafío enorme para las escuelas que deben enfrentar la necesidad de innovar en los métodos pedagógicos si desean convocar y ser inspiradoras para las nuevas generaciones de jóvenes. El impacto en las aulas pone en evidencia un reordenamiento de las relaciones entre estudiantes y con sus profesores, los primeros han adquirido mayor autonomía y responsabilidad en sus procesos de aprendizaje, lo que obliga al docente a encontrar un nuevo rol de liderazgo en sala de clases, pero también genera incertidumbres, tensiones y temores.

 Esta nueva realidad está obligando a una readecuación creativa de la institución escolar, que como espacio formal de educación con sus asignaturas, aulas, y espacios; tiempos de enseñanza y aprendizaje requieren ser transformados para ser más permeables y dinámicos, además de un rol distinto para los profesores quienes serán gestores de aprendizajes que construyen posibilidades de desarrollo a partir de las particularidades de sus estudiantes con los que trabajan en un esfuerzo colaborativo en el cual todos aprenden y donde el docente es un guía hacia el encuentro con los conocimientos, desatando nuevas habilidades y destrezas de interacción colaborativa por un sendero de valores que posibiliten el desarrollo ético, afectivo, intelectual, artístico y físico de sus estudiantes.

 Un número cada vez mayor de investigadores considera que para obtener reales impactos en los aprendizajes a partir de la inversión en informática educativa, se requiere la triangulación de contenidos (incluido la infraestructura adecuada), sólidos principios y modelos de enseñanza de alta calidad de la mano de profesores preparados.


-- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.