miércoles, 31 de mayo de 2017

REGIMIENTO DE ARTILLERIA N° 2 “MATURANA” LICENCIA A SOLDADOS CONSCRIPTOS


En una ceremonia interna, el Regimiento de Artillería N° 2 “Maturana”, licenció de su servicio militar a los últimos soldados conscriptos de la promoción 2016, los cuales fueron acompañados por familiares y apoderados.


Cuarenta y tres soldados fueron licenciados a medio día tras cumplir con su Servicio Militar en el R.A2 “Maturana”, durante su permanencia en la unidad militar tuvieron la oportunidad de completar sus estudios y recibir la instrucción y entrenamiento que les entregó los conocimientos para desempeñarse en la función propia institucional, que no es otra que estar preparados para dar seguridad a nuestro país. De esta forma el Ejército, a través del servicio militar, es  una herramienta del Estado de Chile que genera desarrollo, educación y capacitación en una importante cantidad de ciudadanos.

 En la ceremonia hizo uso de la palabra el teniente Alams Escobar Baeza, quien se refirió a la importancia que reviste el servicio militar para el país, por cuanto proporciona el personal de la reserva con instrucción que integrará las filas del Ejército en caso de amenaza externa. También agradeció a los padres por la confianza depostida en la institución al ingresar como voluntarios al servicio militar.

Acto seguido el Cabo Segundo Coscripto Marcelo Ancao Cifuentes, hizo uso de la palabra en representación de sus camaradas, agradeciendo a todos sus instructores por la formación y enseñanzas entregadas durante este período, indicando ante sus compeñeros que quienes hoy se licencian, no son los mismos que se acuartelaran en el mes de Abril del año 2016, porque sienten haber crecido como personas, haber madurado, apreciar el valor de la familia y el compañerismo y respeto que debe existir entre las personas, además de haber recibido capacitación que les permitirá enfrentar con mayores espectativas el futuro cercano.

En sus palabras, el comandante de la unidad, puso enfasis en los cambios que han experimetados en estos catorce meses de servicio a la patria, hoy se insertan nuevamente a la vida civil, pero claramente cambiaron respecto de quienes se acuartelaran en abril del año 2016, hoy son más hombres, no en el sentido de género, si no que más responsables como personas, con virtudes como la puntualidad, el compromiso y la responsabilidad, entre otras, que les adornan y los hacen una buena alternativa para quienes en la vida civil los quieran contratar en lo laboral.

De esta forma el Ejército de Chile, participa activamente en la cohesión y coopera al desarrollo nacional, haciéndose cargo de uno de los tesoros más preciados de nuestra nación, como lo son nuestros jóvenes, ofreciéndoles después del servicio militar una proyección de carrera que presenta las alternativas como soldado de tropa profesional o el ingreso a las escuelas de suboficiales o escuela militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.