domingo, 5 de marzo de 2017

La JUNJI entrega consejos para ayudar a niñas y niños en sus primeros días de Sala Cuna y Jardín Infantil

Durante el proceso de adaptación de los párvulos, es fundamental que las familias presten atención a la vivencia emocional de su hijo e hija, y le transmitan tranquilidad y confianza.


Este lunes 06 de marzo, la Junta Nacional de Jardines Infantiles, a lo largo de todo el país, abrirá nuevamente las puertas de las salas cuna y jardines infantiles y de cada uno de los programas educativos que implementa, tras el receso de actividades, por la época estival.

El inicio del Año Parvulario 2017 está marcado por  la llegada de los niñas y niñas que ingresan por primera vez a la Educación Parvularia y que serán recibidos por equipos educativos, listos y dispuestos  para brindarles  toda la atención que requieran en sus primeros días de sala cuna y jardín infantil.

Esta nueva etapa para los párvulos,  conlleva un período de adaptación muchas veces complejo, debido a los importantes cambios que experimentan, y que implican, entre otras cosas, relacionarse con otros niños/as  y recibir cuidados de personas adultas que nunca han visto.

Por ello y con el objetivo de ayudar a las familias a enfrentar de la mejor manera esta etapa,  la JUNJI Los Ríos, a través de su directora regional(s) Francisca Arroyo, entregó un listado de recomendaciones para madres, padres y adultos responsables del cuidado de niñas y niños.

La autoridad, hizo hincapié en que “lo más importante es que quienes acompañan a sus hijos e hijas en este proceso de adaptación, deben estar tranquilos y  transmitirles afecto y seguridad.

CONSEJOS PARA UN BUEN PROCESO DE ADAPTACIÓN EN LA SALA CUNA Y EN EL JARDIN INFANTIL

El primer día de sala cuna o jardín es una etapa que cada niña y niño la vive de manera distinta. Pero en general, al ser la primera vez que salen de su ámbito familiar, con nuevas rutinas y personas, los niños están más ansiosos o nerviosos. Por eso se aconseja que las familias presten atención a la vivencia emocional de su hijo, y le transmitan tranquilidad y confianza.
Es importante que los primeros días, las madres, padres,  apoderados o familias conversen con la directora y consulten sobre el proyecto educativo. Es importante ir creando un vínculo con el equipo educativo, cuéntele acerca de su hijo: cómo es, qué le gusta, si tiene alguna necesidad especial o problema de salud que requiera atención y dele su contacto en caso de alguna emergencia.
Aconsejamos ir regulando el horario de sueño y comidas de niños y niñas, para que se ajuste a la nueva rutina del jardín.
Una manera de dar seguridad a niños y niñas es permitirles llevar al jardín su juguete preferido o su tuto.
Cuéntele cuánto tiempo permanecerá en este nuevo lugar, según un momento perceptible para él. Eso ayudará a que se sienta más tranquilo.
Escuche y acoja a su hijo en esta nueva experiencia, transmítale confianza y destaque lo entretenido que será jugar con amigos y aprender cosas nuevas.
Muchas veces, por exigencias laborales o domésticas no podrá participar en todas las actividades que el jardín le propone a los apoderados. Entonces, converse y proponga usted al equipo educativo una forma de colaborar y participar en la educación de sus hijos.
Los primeros días puede que su hijo o hija no quiera permanecer toda la jornada en el establecimiento. Por eso es importante acordar un horario flexible con la directora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.