martes, 28 de febrero de 2017

EN RÍO BUENO SE HOMENAJEO A UN EX DINA Y CNI CON PRESENCIA DE AUTORIDADES DE LA NUEVA MAYORÍA


En el aniversario 239 de la comuna de Río bueno,  durante el mes de enero se realizaron una serie de actividades para celebrar el cumpleaños . En  el Fuerte San José de Alcudia, el alcalde de la comuna, Luis Reyes Álvarez, premió a ex primeras autoridades comunales y a seis personas que se destacan en diferentes rubros.
entre estos un ex DINA y CNI.



El primero de ellos, fue Héctor Bravo Letelier (1985-1987), quien estuvo a la cabeza de la comuna durante tres años el el Gobierno de la dictadura  militar. Su gestión estuvo marcada por su fuerte impulso al desarrollo tecnológico y la creación de la feria agrícola y ganadera de Río Bueno, más conocida como FAGAR.

En esta actividad de homenaje participaron como autoridades invitadas el Intendente Regional Egon Montecinos, el Gobernador de la Provincia del Ranco  Luis Sergio Gallardo, el diputado Ivan Flores, el Diputado Enrique Jaramillo entre otros personeros de la Nueva Mayoría quienes con su presencia
avalaron el mencionado homenaje.

ANTECEDENTES DEL EX ALCADE DE RÍO BUENO

El ex coronel de Ejército de Chile, fue miembro de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), fue la policía secreta de Augusto Pinochet entre 1973 y 1977. La DINA fue responsable de numerosos casos de infiltración política, y violaciones a los derechos humanos entre los que se cuentan asesinatos, secuestro y tortura de personas. Posteriormente jefe de las brigadas regionales de la Central Nacional de Informaciones (CNI). que funcionó como organismo de represión estatal, persecución, asesinato y desaparición de opositores políticos durante la dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile, existente entre 1977 y 1990.

Vuelco en Caso Calama: cómo la CNI intentó financiarse a sangre y dinamita

En esta investigación realizada por CIPER- Chile se dan a conocer antecedentes sobre un hecho macabro ocurrido en Calama en año 1981.  El ministro Alejandro Madrid entrega una nueva versión sobre el robo de una sucursal bancaria en Calama, que terminó en 1981 con dos empleados dinamitados y un botín de $45 millones desaparecido. Los autores, dos agentes de la CNI, fueron fusilados y su jefe, el mayor Juan Delmas, se suicidó. El equipo policial de Madrid descubrió que Delmas fue asesinado por otros hombres de los aparatos represivos para impedir que se develara que el robo fue parte de un plan organizado por la propia CNI para financiarse. Y para ello debieron seguir matando a otros agentes, crímenes que hoy son investigados por un juez de Arica. El factor común: la temible Brigada Mulchén, hasta ahora intocable, la que siguió operativa años después de su disolución en 1977.

En la investigación periodística se señala la participación de Héctor Bravo Letelier, como agente de la CNI y es enviado a Arica a intervenir las oficinas CNI de Calama y hallar los dineros(Botín)

(Fuente Ciper Chile)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.