martes, 22 de noviembre de 2016

Senador Alfonso De Urresti (PS): “Modificación al Código de Aguas es un paso adelante en recuperación del agua como bien público”

Considerando que la votación mayoritaria obtenida en la Cámara de Diputados por el proyecto que modifica el Código de Aguas (63 votos contra 32) “es una poderosa señal que ratifica que hay una gran mayoría del país que comparte la necesidad de que el agua vuelva a ser un bien nacional de uso público”, el senador Alfonso De Urresti, uno de los autores de la moción presentada en el 2011, dijo que “esta iniciativa debe entroncarse con la reforma constitucional que estamos tramitando en el Senado y que busca instalar este mismo principio en la Constitución”.


De Urresti señaló que “llama la atención el grado de alarmismos que algunos sectores y organizaciones intentan sembrar en torno a este debate legítimo y democrático, cuando se trata de un principio consagrado en el Código Civil hace 150 años, y que la dictadura, sin Parlamento, sin ciudadanía, sin fiscalización y sin estado de derecho impuso solo bajo el prisma de la propiedad establecido en su texto constitucional. Aquí no se expropia nada a nadie, solo se asume que la norma vigente responde a una época que ya no existe”.

El legislador por Los Ríos enfatizó que “esta reforma impacta básicamente a los nuevos derechos por otorgar. Son esos derechos nuevos los concesionados por 30 años renovables, los cuales caducan en 4 u 8 años si no se usan, derechos que deberán contribuir al caudal ecológico mínimo y los que deben, de manera menos burocrática, respetar las razonables prioridades de uso y funciones del agua que esta reforma consagra, principalmente la subsistencia, que debe armonizarse con las funciones productiva y ecosistémica”.

El parlamentario del PS lamentó que la SNA y otros sectores insistan en mover a equivocación a la opinión pública y a los pequeños agricultores y campesinos, cuando la única discriminación que este proyecto contempla es el de discriminar positivamente a los grupos hídricamente vulnerables, como APR, comunidades agrícolas e indígenas y pequeños agricultores, los que quedan exentos del pago de patente y de contribuir al caudal ecológico”.

De Urresti indicó que “resulta increíble que la SNA, al más puro estilo Trump, ponga en duda el Cambio Climático, sugiriendo que se trata de una realidad que se ha exagerado para lograr una reforma, insistiendo además en que el actual código es perfecto para la gobernabilidad del agua y que todos los problemas se deberían a la falta de recursos, diligencia e institucionalidad de la DGA y de INDAP. Ya no se puede seguir tapando el sol con un dedo”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.