miércoles, 10 de agosto de 2016

Diputados y Senadores DC sellan acuerdo por elección de gobernadores regionales el 2017

“Iniciamos un proceso histórico, cuyo hito es la democratización de los Gobiernos Regionales”.


Jefe y subjefa de la bancada, Fuad Chahin y Yasna Provoste :

“Aquí la democracia cristiana ha dado una señal. Senadores y diputados estamos comprometidos con la descentralización, con darle poder a las regiones y hemos estado disponibles para poder ceder en nuestra postura inicial, que era mayoría absoluta, para que tengamos un umbral de un 40 por ciento para elegir intendentes, ahora gobernadores regionales, el 2017.


Hoy día no hay excusas para darle un nuevo portazo a las regiones de Chile y espero que en el Senado no falte ni un solo voto de la Nueva Mayoría par que sea posible esta reforma constitucional y que además se complemente con una transferencia de competencias reales para que las decisiones se tomen más cerca de los ciudadanos”.

Los Senadores y Diputados del Partido Demócrata Cristiano, reafirman hoy, públicamente, su permanente compromiso con  las chilenas y chilenos, especialmente en el ámbito de la descentralización y el empoderamiento real de las regiones.

Atendiendo al llamado que nos hizo S.E. la Presidenta de la República el pasado 21 de mayo, donde convoca a la nueva mayoría  alcanzar un acuerdo político en materia de Descentralización, queremos anunciar al país, que los  Senadores y Diputados del Partido Demócrata Cristiano, hemos logrado llegar a buen puerto con el Proyecto de Reforma Constitucional que permitirá la elección democrática del Gobernador Regional el año 2017 y el traspaso de competencias a las regiones: Este acuerdo no agota el tema de la descentralización y regionalización, queda pendiente el resolver las materias vinculadas al financiamiento, pues queremos regiones con los recursos y facultades necesarias .

Porque somos un partido popular y nacional, con una profunda convicción y espíritu democrático, creemos que el Chile del futuro se construye desde las regiones, aprovechando todo el potencial de nuestro territorio y el trabajo de nuestra gente, y con ello, construir un Chile más inclusivo y con mayor equidad territorial, que mire al mundo no desde la capital, sino desde nuestros territorios y sus oportunidades.

Por años, desde las regiones hemos esperado ser protagonistas de nuestro propio desarrollo y tal como lo comprometimos en el Programa de Gobierno, apoyamos esta iniciativa, en los siguientes términos:

1)  Creemos que el Gobernador Regional debe tener una gran legitimidad ciudadana para así liderar el desarrollo regional, en este sentido, entendemos que esta reforma requiere de un apoyo político amplio, pues constituye la base para afianzar el proceso de descentralización en Chile. Por ello, hemos acordado apoyar la elección directa del Gobernador Regional por una mayoría calificada de al menos 40% con segunda vuelta;



2)  Con esta reforma iniciamos un proceso histórico, cuyo hito es la democratización de los Gobiernos Regionales, dotándolos de autonomía política y un proceso gradual de transferencias de competencias para liderar un proceso de desarrollo regional con identidad y sentido de futuro;



3)    Asimismo, pedimos al ejecutivo dar prioridad a los proyectos de ley que forman parte de la Agenda de Gobierno para la Descentralización:  el Proyecto de Ley de Fortalecimiento de la Descentralización, actualmente en tercer trámite en el Senado; y el pronto envío a discusión del Congreso del Proyecto de Financiamiento Regional y Responsabilidad Fiscal, el que busca dotar a las regiones de mayores recursos y modernizar la gestión presupuestaria de los Gobiernos Regionales.



“Iniciamos un proceso histórico, cuyo hito es la democratización de los Gobiernos Regionales”.


Jefe y subjefa de la bancada, Fuad Chahin y Yasna Provoste :

“Aquí la democracia cristiana ha dado una señal. Senadores y diputados estamos comprometidos con la descentralización, con darle poder a las regiones y hemos estado disponibles para poder ceder en nuestra postura inicial, que era mayoría absoluta, para que tengamos un umbral de un 40 por ciento para elegir intendentes, ahora gobernadores regionales, el 2017.

Hoy día no hay excusas para darle un nuevo portazo a las regiones de Chile y espero que en el Senado no falte ni un solo voto de la Nueva Mayoría par que sea posible esta reforma constitucional y que además se complemente con una transferencia de competencias reales para que las decisiones se tomen más cerca de los ciudadanos”.

Los Senadores y Diputados del Partido Demócrata Cristiano, reafirman hoy, públicamente, su permanente compromiso con  las chilenas y chilenos, especialmente en el ámbito de la descentralización y el empoderamiento real de las regiones.

Atendiendo al llamado que nos hizo S.E. la Presidenta de la República el pasado 21 de mayo, donde convoca a la nueva mayoría  alcanzar un acuerdo político en materia de Descentralización, queremos anunciar al país, que los  Senadores y Diputados del Partido Demócrata Cristiano, hemos logrado llegar a buen puerto con el Proyecto de Reforma Constitucional que permitirá la elección democrática del Gobernador Regional el año 2017 y el traspaso de competencias a las regiones: Este acuerdo no agota el tema de la descentralización y regionalización, queda pendiente el resolver las materias vinculadas al financiamiento, pues queremos regiones con los recursos y facultades necesarias .

Porque somos un partido popular y nacional, con una profunda convicción y espíritu democrático, creemos que el Chile del futuro se construye desde las regiones, aprovechando todo el potencial de nuestro territorio y el trabajo de nuestra gente, y con ello, construir un Chile más inclusivo y con mayor equidad territorial, que mire al mundo no desde la capital, sino desde nuestros territorios y sus oportunidades.

Por años, desde las regiones hemos esperado ser protagonistas de nuestro propio desarrollo y tal como lo comprometimos en el Programa de Gobierno, apoyamos esta iniciativa, en los siguientes términos:

1)  Creemos que el Gobernador Regional debe tener una gran legitimidad ciudadana para así liderar el desarrollo regional, en este sentido, entendemos que esta reforma requiere de un apoyo político amplio, pues constituye la base para afianzar el proceso de descentralización en Chile. Por ello, hemos acordado apoyar la elección directa del Gobernador Regional por una mayoría calificada de al menos 40% con segunda vuelta;



2)  Con esta reforma iniciamos un proceso histórico, cuyo hito es la democratización de los Gobiernos Regionales, dotándolos de autonomía política y un proceso gradual de transferencias de competencias para liderar un proceso de desarrollo regional con identidad y sentido de futuro;



3)    Asimismo, pedimos al ejecutivo dar prioridad a los proyectos de ley que forman parte de la Agenda de Gobierno para la Descentralización:  el Proyecto de Ley de Fortalecimiento de la Descentralización, actualmente en tercer trámite en el Senado; y el pronto envío a discusión del Congreso del Proyecto de Financiamiento Regional y Responsabilidad Fiscal, el que busca dotar a las regiones de mayores recursos y modernizar la gestión presupuestaria de los Gobiernos Regionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.