miércoles, 6 de abril de 2016

"REFORMA LABORAL ES LA LÁPIDA DE UNA SENTENCIA DE MUERTE QUE PARTIÓ CON LA ENMIENDA TRIBUTARIA"

Como la lápida a la sentencia de muerte a la economía del país que partió con la reforma Tributaria hace dos años, calificó el diputado Bernardo Berger (RN) la Reforma Laboral del gobierno que se discute en el Congreso hoy.


“Esta reforma es una lápida que viene a sepultar a la economía chilena, que partió hace dos años con una sentencia de muerte firmada con una mala Reforma Tributaria, que se ha agravado con la deficitaria conducción económica del Ejecutivo,  que sintomatiza con el primer y gran recorte fiscal que sufriremos los chilenos, y que ahora se complejiza con esta reforma, que de laboral tiene bien poco”, advirtió

Berger lamentó que en su paso por la comisión mixta, ni el oficialismo ni el gobierno hayan flexibilizado sus posturas, y criticó la orientación del proyecto que “lo que menos tiene es de preocupación por las relaciones laborales, sino que derechamente es una sindicalización encubierta, obligatoria, para dejar contento a un solo sector, que así como está arriesga perjudicar al país retrayéndonos a un modelo de relaciones ya superado en la década de los sesenta”.

A juicio del parlamentario por Los Ríos, la sindicalización obligatoria marginará a miles de trabajadores que no desean pertenecer a este tipo de organizaciones, lo que es atentatorio contra la libertad personal. Además, como está planteada la propuesta, incentivaría más al conflicto que las relaciones de colaboración entre trabajadores y empleadores.

“Yo lo que veo aquí, es que se legisla para dejar contento a un sector, sin considerar que la fuente de empleo se basa en que a las empresas les vaya bien, y una vez más se hace a tontas y a locas, con proyectos poco reflexionados, carentes de sustento técnico  pero sí de mucho abundamiento ideológico”, agregó.

Berger añadió que “todos queremos mejores relaciones laborales, pero lo que hay aquí claramente no apunta a ello. Nos hubiera gustado discutir para apoyar, un verdadero proyecto de reforma laboral, que incentivara el emprendimiento, la capacitación, también la regulación de conflictos, incluso alguna palabra sobre la relación de los trabajadores del sector público y el Estado; pero lo que hay, una vez más, no es ni la sombra de lo esperado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.