miércoles, 2 de diciembre de 2015

Diputado Berger respaldó proyectos que buscan condonar multas por derecho de aseo

Ampliar los plazos para que los municipios condonen deudas por concepto de multas e intereses del Derecho de Aseo, así como el vencimiento de la deuda de forma automática al cabo de tres años, es el contenido principal de dos proyectos respaldados por el diputado Bernardo Berger (RN)


La primera de las iniciativas, bajo el N° 276 de Resolución, de coautoría de Berger, fue aprobada por el pleno de la Cámara por 74 votos a favor, 14 en contra y 10 abstenciones y obliga al Ejecutivo a pronunciarse sobre extender la aplicación de condonaciones de multas e intereses para los vecinos afectos a este cobro y que tienen deudas pendientes con las corporaciones municipales.

El legislador explicó que la Ley 20.742 faculta las municipalidades del país para que dentro de los 12 meses siguientes a la fecha de publicación de la ley –la última el 1 de enero de 2014-, y previo acuerdo del respectivo Concejo, puedan celebrar convenios de pago por deudas por derechos de aseo, estableciendo además, la posibilidad de condonar multas e intereses.

“Por tanto, el proyecto le propone a la Presidenta de la República que en virtud de sus atribuciones, amplíe el plazo para que los municipios condonen deudas devengadas de los intereses y multas del derecho de aseo, tal cual como lo establece el artículo 11 de la ley 20.742”, señaló.
La propuesta se complementa con otra actualmente para estudio en la comisión de Gobierno interior de la Cámara Baja que también cuenta con el respaldo del parlamentario por Los Ríos,  que modifica el artículo 2.521 del Código Civil, con el objeto de establecer que las deudas impagas por derechos de aseo municipal prescribirán de oficio transcurridos tres años.
“En la actualidad la prescripción de la deuda ocurre sólo si el afectado concurre a un tribunal, y por la vía de un juicio, exige la prescripción de la deuda pasado un tiempo. Lo que planteamos aquí es que ahora sea automático con el sólo cumplimiento del plazo de tres años y la constatación vía oficio por parte del secretario municipal del municipio al que corresponde la deuda prescrita”, explicó.

Ambas iniciativas, agregó Berger, apuntan a resolver una de las fuentes de mayor morosidad acumulada en los municipios que es el no pago del derecho de aseo, y que en la práctica se traduce para las corporaciones en saldos negativos en sus balanzas, difíciles de resolver, por ingresos estimados pero no percibidos cada año.

“La falta de definición desde el Ejecutivo en este tema ha generado históricamente serios desequilibrios en las balanzas financieras municipales e incertidumbre entre la población. Medidas de este tipo no implican mermas tampoco en los ingresos porque son platas que en la práctica no se están captando, y ante lo cual es mejor un perdonazo general y volver a fojas cero, que seguir arrastrando la situación actual”, aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.