martes, 3 de noviembre de 2015

Trío de artistas visuales llegan a Espacio Sur en busca de encuentro con el público

Los titulados de la UACh Claudia Ordóñez, Camila Ottesen y Carlos González inaugurarán este miércoles una muestra de grabado, fotografía e ilustración en el centro de extensión del Consejo de la Cultura y las Artes.


“Identidad y representación” es el título de la muestra colectiva con que irrumpen colectivamente los artistas visuales titulados de la UACh Claudia Ordóñez, Camila Ottesen y Carlos González. Este miércoles 4, a las 12 horas, inaugurarán su exposición en Espacio Sur, el centro de extensión del Consejo de la Cultura.

Grabado, fotografía e ilustración son las tres disciplinas elegidas por los artistas para indagar en la visibilización y el diálogo en torno al abuso en la representación de la imagen del indígena patagónico y el ser mujer, ambas identidades que, a juicio de los creadores, “tienden al ocultamiento y a caer bajo la reproducción de símbolos hegemónicos y a los significados subyacentes”.

Camila Ottesen y Claudia Ordóñez, una fotógrafa y la otra grabadora de formación, comienzan a trabajar juntas desde el 2014, explorando la temática de la identidad femenina y sus representaciones, lo que se deja ver en la obra “Ecce mulier (He aquí la mujer)”, expuesta recientemente en la Casa de la Cultura Diego Rivera de Puerto Montt.

Ese mismo año se une al trabajo colaborativo Carlos González, artista visual oriundo de Punta Arenas, también titulado de la UACh y de formación grabador. Desde su periodo de estudiante ha explorado la representación de la identidad de los pueblos originarios de la Patagonia chilena, desde la xilografía y la ilustración, cuya muestra exhibió hace poco en el Museo Regional de Magallanes.

La presencia de los artistas en Espacio Sur responde a la búsqueda de acercamientos particulares. “Exponer aquí tiene relación con la apropiación y el deseo de mantener la dinámica de estos nuevos ejes culturales, permitiendo esa tan interesante articulación, retroalimentación e identificación entre los artistas, el lugar que los apoya y el público que los visita”, dice Claudia Ordóñez.

“Consideramos que los espacios públicos y de circulación no formal permiten una cercanía, una inmediatez y espontaneidad, que, por ejemplo, en un museo no se da. En este caso, el arte que va al encuentro del público parece ser la estrategia”, agrega Claudia.

La generación de audiencias es una de las acciones que guía al trío de artistas y en las que la participación de personas en edad escolar es fundamental. “Uno de los objetivos principales de esta exposición es regresar a lo local y darnos la posibilidad de interactuar con un segmento concreto del público, que son los niños, los adolescentes, grupos de colegios y profesores, para establecer este tipo de instancias como parte de las actividades pedagógicas y, por supuesto, para la generación de futuras audiencias”, señala la también docente del colegio Aliwen.

“No queremos que los chicos vean la asignatura de artes visuales como el típico dibujo de las vacaciones o de la ramada para el 18 de septiembre. El arte tiene que ver con la identidad, con quiénes somos, qué sentimos y en qué creemos”, sostiene.

“Para mí es muy importante que grupos de estudiantes visiten exposiciones y sobre todo cuando hay actividades de mediación, y creo que es parte fundamental en la valoración de la propia disciplina, en el valor que les damos a nuestros artistas locales y, claramente, en la formación de nuestros estudiantes. La observación de una pintura, de un grabado o una instalación no tiene solo fines estéticos o recreacionales, también implica un ejercicio mental sobre los signos que vemos y los significados que les podemos dar. En este caso, es bastante interesante ver la multiplicidad de lecturas que los jóvenes pueden interpretar de una pieza que les resulta atractiva”, explica Claudia.

La profesora de artes ve también en esta exposición una oportunidad para mostrar otra faceta a sus alumnos.  “Es una forma de permitir una horizontalidad en el ejercicio de la creación, que las profesoras no sólo hablamos de arte, sino que también podemos crear”, afirma.

“En definitiva, esta es una manera de humanizar el arte, aquello que vemos elevado sobre un pedestal o dentro de una vitrina, y también es importante alentar y guiar a los estudiantes a ver ese mensaje visual, que está oculto y que quiere ser develado. Por eso invito a todos los profesores de artes visuales que traigan a sus estudiantes a esta exposición y ojalá que este tipo de actividades realmente se transforme en parte de la formación artística de los estudiantes”, concluyó.

La muestra permanecerá abierta hasta el 19 de noviembre en Espacio Sur-Extensión Cultural, ubicado en General Lagos 1234, de lunes a viernes de 9 a 13 horas, con la posibilidad de programar visitas guiadas. La entrada es liberada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.