miércoles, 18 de noviembre de 2015

De Urresti y Araya presentan reforma constitucional para terminar con “sillas musicales” en las fiscalías

Un proyecto de reforma que modifica el artículo 86 de la Constitución con el objeto de prohibir la designación de un fiscal regional por un nuevo período, en una región distinta a aquella donde ejercía el cargo ingresaron a tramitación los senadores Pedro Araya y Alfonso De Urresti, buscando con esta medida terminar con una interpretación que los legisladores consideran incorrecta y contraria al espíritu de la ley, que hasta ahora ha permitido lo que denominan “sillas musicales” en las fiscalías.


El parlamentario del PS, presidente de la Comisión de Constitución, indicó que “esta propuesta legislativa recogió importantes antecedentes de la Historia de la Ley 19.519, que crea el Ministerio Público, incluidas unas indicaciones presentadas en su momento por el senador Miguel Otero y la senadora Olga Feliú, donde queda expresamente establecido que un fiscal regional puede optar a otros cargos dentro del Ministerio Público, pero no postular a otra región para ejercer el mismo cargo”.

De Urresti recordó que “incluso este fue un tema que le planteamos al próximo fiscal nacional, Jorge Abott, cuando compareció ante la Comisión de Constitución y que antes, por la vía de la indicación, habíamos propuesto en la discusión de la ley de fortalecimiento del Ministerio Público, instancia en la que lamentablemente fue rechazada. Nos parece que justamente el cambio de fiscal nacional es un buen momento para dar esta señal y enmendar la interpretación que se ha hecho de esta norma”.

Por su parte, el Senador Pedro Araya señaló que “este proyecto de ley lo que busca es volver al sentido original de la norma respecto a la designación de los fiscales regionales. Siempre se sostuvo que este cargo debía durar un periodo determinado –que en este caso son ocho años- no pudiendo cambiarse de región pero producto de una interpretación que se ha hecho de parte de la Contraloría y la Fiscalía Nacional se permitió esta rotación que, con este proyecto, queremos que eso no ocurra para generar un mayor “tiraje a la chimenea” respecto a quienes pueden acceder al cargo de fiscal regional”

El legislador de la Región de Los Ríos fue enfático en reiterar que “las sillas musicales tienen que terminar. Si un fiscal regional termina su periodo, no corresponde que siga en un mismo cargo, aunque sea en otra región. La intención del legislador siempre fue que las personas que desempeñaran el cargo de fiscal regional estuvieran solo un período en el cargo, pues es una función que implica una importante concentración de poder, no sometido al control de la ciudadanía, por lo que corresponde imponer un límite al ejercicio de sus facultades”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.