domingo, 25 de octubre de 2015

NUEVA CONSTITUCIÓN

El proceso constituyente convocado por el gobierno con el objetivo de generar una “Nueva Constitución Política “ ha generado ,sin dudas, muchas incertidumbres para quienes ,por un lado ,rechazan cualquier cambio constitucional, como para aquellos que desean borrar  definitivamente todo vestigio de la dictadura a partir de que sea a través de una Asamblea Constituyente la que genere una nueva condición constitucional y política.

Pero , la pregunta que habría que hacerse es ¿cuál es  la idea que se observa que recorre para implementar tal cambio constitucional?. La respuesta , la tenemos en el concepto de Soberanía Popular.
La Soberanía Popular, de acuerdo al Derecho Constitucional no es más que el principio de que “en la organización del Estado el poder se asienta sobre el consentimiento del pueblo y éste puede determinar la acción del anterior “.
Es entonces, a partir de un hecho evidente , como la limitación de la soberanía popular ,expresada en los fuertes contrapesos institucionales ,como por ejemplo el mecanismo de los quórum contra mayoritarios, que hacen imprescindible un cambio de  constitución.
En este proceso constituyente, no es la calle la que exige o presiona por un cambio constitucional, no son grupos sobre ideologizados obsesionados por un cambio de constitución; si no que es la fuerte convicción democrática  que este país ha cultivado a través de su historia y también lo que actualmente se plasma en principios y normas del derecho internacional en materia de  derechos humanos y  experiencias de las democracias modernas del mundo.
La constitución de 1980 no sólo es antidemocrática por su origen, sino que por la limitación que sustenta a la soberanía popular.
Estamos ,sin duda, en un momento histórico trascendental, en donde la ciudadanía representado por el colectivo político, gremial, sindical, social, de género y originario, tendrán en su responsabilidad la generación de una nueva carta fundamental que exprese la voluntad popular de los cambios que se requieren para Chile y que una vez establecidos como derechos, permitirán profundizar las transformaciones en materia de principios como la protección de los derechos humanos, los recursos naturales, participación ciudadana, educación, salud ,seguridad social ,cultura, por citar algunos.

Autor: David Martinez Vergara
Prof. de Historia ,Geografía y Ed. Cívica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.