viernes, 9 de octubre de 2015

Berger presentó proyectos para que niños adoptados tengan los mismos beneficios que los demás

Dos proyectos de ley para fortalecer la adopción en Chile y proteger a los menores en el proceso, presentó el diputado por Los Ríos, Bernardo Berger (RN).


El detalle lo entregó esta mañana junto a representantes de la Asociación Nacional de Padres Adoptivos de Chile (FAPA), Angélica Miranda, presidenta de la entidad, y su secretario Franco Espejo .

El primero de ellos, por la vía de un proyecto de resolución, modifica la actual Ley de Adopción, con el fin de entregar a hijos adoptados los mismos derechos otorgados al hijo natural o de filiación determinada en cuanto a beneficios especiales a través de fondos o prestaciones sociales estatales.

La adopción es una, y consiste principalmente en conferir al adoptado el “estado civil de hijo respecto del o los adoptantes”, con los mismos derechos que los hijos biológicos; sin excepción, distinción o discriminación alguna frente a los derechos del niño o niña, hijo o hija respecto del adoptado.

“Al conferir esta calidad a los hijos adoptados, lógico resulta pensar que sean titulares también de todos los beneficios que el Estado entrega a los padres a través de fondos sociales, como por ejemplo el Bono por Hijo Nacido vigente desde el 2009 y que enuncia a los hijos adoptados, pero que en la práctica no se materializa o se hace con serias dificultades en muchos casos”, explicó el legislador.


FICHA CLÍNICA

En la misma línea el diputado, también presentó un proyecto de ley que modifica la ley n° 19.620, que ordena la entrega de la ficha y antecedentes médicos del menor a los padres adoptivo tras concretarse la adopción.

“La legislación anterior pretendía borrar el historial del adoptado, y quizás sea por ello que hoy en día sea tan difícil el acceso a los antecedentes clínicos del niño o niña, impidiendo que los padres adoptivos puedan tomar los resguardos preventivos o de contingencia relativos a la salud del menor adoptado. Esta dificultad atenta gravemente contra el interés superior de proteger la vida y bienestar del niño adoptado”, destacó el parlamentario.

En tanto la presidenta Nacional de FAPA, Angélica Miranda, señaló que actualmente “cuando sale la adopción de un niño o niña, hay un lapso entre que esa adopción se produce y que uno los pueda inscribir en el registro civil, entonces ese lapso es tierra de nadie en cuanto a la salud, o sea si el niño presenta alguna dificultad, alguna enfermedad grave o algún accidente, no tiene los beneficios que tienen los padres”.

El proyecto señala que dentro de las necesidades materiales de los padres adoptivos, se cuenta la de velar por la salud integral del niño, por lo que conocer los antecedentes clínicos que se tengan con anterioridad a la fecha de adopción, pero una vez concretada ésta, son insustituibles en dicha responsabilidad que recae sobre los adoptantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.